COACHING EJECUTIVO, NO ES COACHING ORGANIZACIONAL

Tanto el Coaching ejecutivo como el de equipos no necesariamente son Coaching Organizacional, la diferencia radica en la complejidad de los sistemas. Las siguientes distinciones serán de mucha utilidad si te desempeñas como Coach o bien compras los servicios de Coaching para la empresa en la que laboras.

Primera distinción: Coaching ejecutivo es el espacio donde el Coach acompaña a un ejecutivo de alta dirección o de mando intermedio, invitándolo a la reflexión por medio de un proceso de autoaprendizaje activo y significativo con el fin de que maximice su potencial con relación al objetivo que se propone alcanzar.

Segunda distinción: Coaching de equipo es un proceso de reflexión y autoaprendizaje que contribuye a que los equipos maximicen colectivamente su potencial, donde el Coach los acompaña en el descubrimiento y optimización de sus procesos. Se centra en el sistema, es decir, en los miembros del equipo como ente único.

Tanto el Coaching ejecutivo como el de equipos son de gran beneficio, sin embargo, solo son favorecedores para esos subsistemas:  el individuo y el equipo. La empresa alcanza a ver un ligero cambio, pero no así en los resultados globales de la organización ni mucho menos que impacte en su cultura, por lo que ante la mirada de quiénes compran los servicios de Coaching, este no cumple con sus expectativas.

Tercera distinción: Maximización del potencial. Al ser el Coaching un proceso de autoaprendizaje por medio de la reflexión-acción, se potencializa el desempeño del individuo o equipo dentro de una organización, por lo que es prácticamente imposible que estos sean los únicos responsables de vivir un proceso de Coaching, ya que existen más partes que influyen en los resultados de estos, como ejemplo: los procesos, la tecnología, la persona a quien reportan, las competencias de sus colaboradores, la cultura, etc.

En muchas ocasiones las organizaciones piensan en la corrección y no en la maximización del potencial al solicitar un proceso de Coaching, y lo que quieren ver es una modificación en el comportamiento que en algunas ocasiones es ambivalente: transitar de la estructura a la flexibilidad, de un enfoque hacia los resultados a uno en las personas, de ser analítico a sintético, de la precisión a la innovación, del micromanagement al macromanagement.

El Coaching no corrige. Se busca como indica Leonardo Ravier [1], “…potenciar y/o desarrollar el componente del conocimiento tácito que todos los seres humanos poseen de manera innata e implícita…”

Cuarta distinción: el Sistema. Las organizaciones son elementos vivos que se relacionan e interactúan entre sí, afectándose mutuamente, por lo que cualquier cambio que ocurra en alguna de las partes, necesariamente afectará a las demás, es por ello que se debe de tomar en cuenta con seriedad el entorno que rodea tanto a un equipo como a un individuo dentro de una organización.

Quinta distinción: Coaching Organizacional, Alain Cardon[2] indica que es aquel que corresponde a una complejidad profesional sistémica, es decir, para que sea organizacional deberemos tomar en cuenta que dentro del sistema que cobija al ejecutivo o al equipo, existe una estructura de subsistemas colectivos, de equipos y de redes. Es aquí en donde el Coach acompaña a los equipos o individuos a diseñar un mapa que les permita visualizar las partes interesadas por las que se ve influido o impactado.

Una vez establecidas las anteriores distinciones, concluyo con la siguiente invitación: Si como Coach o como usuario del servicio de Coaching quieres lograr resultados extraordinarios, es importante acompañar a conjuntos más grandes de individuos o equipos para que de manera colectiva se pueda gestionar un verdadero cambio en la organización. En pocas palabras, acompañar el cambio desde la complejidad, esto es Coaching organizacional.

 

AIRAM SÁNCHEZ SANTOS
Acreditada como Professional Certified Coach (PCC) por la Internacional Coach Federation. Airam tiene un estilo integrador en el que ayuda por medio de sus conocimientos y experiencia a fortalecer las competencias de sus clientes y a abrir su mente a nuevos estilos de aprendizaje para establecer una relación sinérgica entre sus objetivos personales, los del equipo y de la organización. Cuenta con 2,500 horas de práctica de Coaching, estudios en Comunicación y Maestrías en Administración y en Educación, así como diversas certificaciones internacionales en Coaching: ejecutivo, equipos, Supervisión en Coaching, Mentor Coach, Programación Neurolingüística, Neurociencias, Certificada en diagnósticos DISC, Motivadores, Axiología e Inteligencia Emocional, lo que ha permitido enriquecer su práctica.

25 de agosto del 2021

 

[1] Ravier Leonardo. COACHING NO DIRECTIVO, Metodología y práctica, Ed. Unión Editorial. 2016.

[2] Cardon Alain. COACHING SISTÉMICO DE EQUIPOS Y ORGANIZACIONES: Colección de Coaching Sistémico (Spanish Edition). Edición de Kindle.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *