ABRAZAR LA INCERTIDUMBRE DESDE LA POSIBILIDAD

“La complejidad nos prepara para vivir lo inesperado”

Edgar Morin.

Como Coach Organizacional he acompañado, en los últimos meses, a varios de mis clientes en conversaciones alrededor de lo inesperado, de la incertidumbre y de la imposibilidad, lo cual les ocasiona un sentir de inseguridad, temor, angustia y más.  ¿Quién de nosotros no ha sentido algo parecido?

La incertidumbre está presente en nuestro día a día y para entenderla, me parece que es importante comprender el pensamiento complejo y que mejor que referirme al maestro Edgar Morin, filósofo, sociólogo y pedagogo francés quien realizo una aportación enorme al pensamiento pedagógico. Desarrollo la noción de pensamiento complejo,  que se refiere a la interconexión de diferentes dimensiones de lo real, prácticamente describe un sistema en el que todos sus elementos están interrelacionados, de donde se desprende: “La misma incertidumbre en el seno de los sistemas ricamente organizados”.[1]

La palabra Complejidad tiene una gran carga semántica, esto en virtud, de que hace referencia a desorden, caos, confusión, sin embargo, es precisamente el pensamiento complejo el que se encarga de integrar todos los elementos que pueden aportar: precisión, orden, claridad, distinción y más; en pocas palabras se puede decir que el pensamiento complejo es una mezcla de orden y desorden, por lo que se entiende que justo es en está aleación que la incertidumbre juega un papel de posibilidad e imposibilidad.

Citando nuevamente a Morin: “la inteligencia que no sepa otra cosa que separar, rompe la complejidad del mundo en fragmentos desunidos, fracciona los problemas, unidimensionaliza lo multidimensional”[2]. Separar, nos invita a reducir lo complejo a lo simple, luego entonces ¿cómo integrar dentro de un conjunto, lo que en un principio separamos?

 Valdría la pena preguntarnos para cualquier ámbito de nuestra vida: ¿La incertidumbre permite posibilidad o imposibilidad?. Es verdad que no podemos eliminar ciertas incertidumbres y en este sentido constantemente nos enfrentamos con ellas, sin embargo, si nos enfocamos a sistemas que están ricamente organizados,  definitivamente estaremos en un espacio de posibilidad, habría que llevar al pensamiento a un nivel más complejo.

¿Cuándo, la incertidumbre imposibilita? Cuando estamos ubicados en un pensamiento simplificado, este lo que hace es separar, aislar, quebrar, lo que no permite integrar todas las variables posibles.

Creo que los Coaches, es justo lo que hacemos, acompañar a nuestros clientes a que reflexionen para asociar aquello que esta desunido. Por ejemplo, si como Coach le pregunto a mi cliente ¿Qué hace que te encuentres en esta situación? y  me responde “lo que hace que me encuentre así, es la situación económica en la que se encuentra mi país” o si responde “es debido a la pandemia”, es evidente que está fragmentando, está en un pensamiento simplificado que lo imposibilita, que mutila su realidad, por lo que es necesario   invitarlo a dejar ese espacio reduccionista para ir a un espacio en donde reflexione sobre las variables (hechos, emociones, creencias, valores, otros, etc.) que están presentes en esa situación planteada para tomarlas en cuenta:  ¿Qué me tiene aquí?, ¿De qué me hago responsable?, ¿Qué más influye en lo que hoy vivo?, ¿Qué si y no está bajo mi control? ¿Qué no estoy tomando en cuenta?, ¿Qué sí tengo?, ¿Cuánto tiempo quiero estar así?, pensar en todas las variables posibles, procurar asociarlas como un todo y estar en posibilidad de descubrir aprendizajes significativos, para finalmente moverse a la acción de ser necesario.

Fragmentar nos imposibilita y cuando interrelacionamos las variables nos ubica en un espacio de posibilidad. La incertidumbre que posibilita se entiende desde interacción de un todo, abordando la realidad desde otro lugar.

Seguramente mi entender sobre el pensamiento complejo es simplista (reduccionista), sin embargo, lo importante es observar y darnos cuenta de que la incertidumbre forma parte de nuestras vidas que debemos aceptar su presencia preparándonos para lo inesperado.

Es preciso transformar nuestra forma de pensar para hacer frente a la incertidumbre, reformar nuestro pensamiento con apertura, interés, compromiso y decisión. Abracemos la incertidumbre desde la posibilidad, estar atentos a escucharla a observarla.

Finalmente les comparto de nueva cuenta a Edgar Morin (2020):

Participo en ese insondable, en esa provisionalidad, en esa realidad tan entretejida de sueños, de dolor, de alegría y de incertidumbre, que está en nosotros como nosotros estamos en ella(…)La aventura es más que nunca incierta, más que nunca aterradora, más que nunca exaltante”[3].

 

AIRAM SÁNCHEZ SANTOS
Acreditada como Professional Certified Coach (PCC) por la Internacional Coach Federation. Airam tiene un estilo integrador en el que ayuda por medio de sus conocimientos y experiencia a fortalecer las competencias de sus clientes y a abrir su mente a nuevos estilos de aprendizaje para establecer una relación sinérgica entre sus objetivos personales, los del equipo y de la organización. Cuenta con 2,500 horas de práctica de Coaching, estudios en Comunicación y Maestrías en Administración y en Educación, así como diversas certificaciones internacionales en Coaching: ejecutivo, equipos, Supervisión en Coaching, Mentor Coach, Programación Neurolingüística, Neurociencias, Certificada en diagnósticos DISC, Motivadores, Axiología e Inteligencia Emocional, lo que ha permitido enriquecer su práctica.

27 de julio del 2021

[1]  Morin Edgar: (2017) Introducción al pensamiento Complejo, Ed. GEDISA.

[2] Morin Edgar: (2000)La mente bien ordenada, Ed. Seix Barral, España, 2000

[3] Morin, Edgar. (2020) Cambiemos de vía, Lecciones de la Pandemia (Estado y Sociedad). Ediciones Paidós. Edición de Kindle.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *